martes, 31 de julio de 2007

Rodríguez resucita a los muertos vivientes

Madrid, (EFE).- Robert Rodríguez, el director de títulos como "Mariachi" o "Spy Kids", rinde homenaje al cine de serie B reviviendo el género zombi en "Planet Terror", una de las dos películas que forman el proyecto "Grind house", y que se estrenará en España el próximo viernes.

Acompañado por la actriz protagonista, Rose McGowan, el cineasta texano de origen mexicano, presentó hoy en Madrid "Planet Terror", realizada en formato digital y una de las películas de menor presupuesto de su carrera.
Ésta es una de las dos películas que forman el proyecto "Grind house", junto con "Death proof", de Quentin Tarantino.
El concepto "Grind house" procede de los años 70 y 80 en Estados Unidos cuando recibían este nombre las salas de cine que proyectaban sesiones dobles de películas de serie B, muchas de las cuales tenían, según Rodríguez, "muy buenas ideas, pero no el dinero suficiente para que fueran decentes".
"Planet terror" surgió un día mientras Rodríguez estaba en casa de Quentin Tarantino "viendo posters de películas de serie B de los 70", cuando se le ocurrió plantear al director de "Kill Bill" y "Pulp Fiction" que realizara él también un filme al estilo de serie B, con el objetivo de emular la sesión doble de los "Grind house".
Este proyecto, que debutó el pasado mes de abril en las salas estadounidenses en formato "dos por uno", se estrenará en Europa como dos películas independientes, ya que, según Rodríguez, "fuera de Estados Unidos no se iba a entender ese formato".
La historia de "Planet terror" comienza cuando un gas nervioso afecta a la población de Texas, convirtiendo a los infectados en una especie de zombies que comen carne humana pero que mueren si reciben el impacto de las balas.
Y es que, en esta cinta, Rodríguez aporta un nuevo punto de vista al género concediendo a la mujer la misión de "salvar el mundo" y, fiel a su estilo, utiliza la ironía, gracias a la interpretación realista de actores como Bruce Willis, el propio Tarantino y Rebel
Rodríguez, el hijo pequeño del director de origen mexicano.
Rose McGowan, quien también interviene en "Death proof", dijo estar muy satisfecha por este trabajo, que ha sido como "subir un peldaño muy alto" en su carrera -hasta el momento su trabajo más conocido ha sido en la serie televisiva "Embrujadas"- y porque le ha permitido realizar "un papel que normalmente lo interpretan hombres".
Robert Rodríguez adelantó que está preparando el guión de la segunda parte de "Sin City" y una nueva versión de "Barbarella".

No hay comentarios: