viernes, 10 de agosto de 2007

Los OVNIS británicos son masas gaseosas incandescentes

Según un artículo publicado por el diario británico The Sunday Times, los científicos del Ministerio de Defensa británico llegaron a la conclusión de que la visión de los objetos voladores no identificados (ovnis) se debe a un fenómeno meteorológico todavía no suficientemente entendido (jajajajajaja).

Tras una investigación que hizo que los militares de la Grab Bretaña se clavasen en el estudio de los UFOS por cuatro años, los muy cuadrados explican sobre cómo pueden formarse en la atmósfera masas gaseosas incandescentes.
Las corrientes aéreas dan a esos plasmas formas aerodinámicas que parecen volar a velocidades extraordinarias por el cielo.

O los investigadores se metieron algo o realmente los estudiosos del medioambiente son demasiado iluminados.

El estudio explica que el espacio entre dos plasmas forma a veces un área que no refleja la luz, lo que puede dar la impresión de una aeronave negra de tipo triangular y varios cientos de metros de longitud en algunos casos, un efecto parecido al que produce el LSD en las cabezas de los humanos, según el diario.
Además, dado que los plasmas tienen una carga eléctrica, pueden cambiar rápidamente de forma o de color si sufren el impacto de otra fuente de energía como puede ser una señal de radio enviada por algún ufólogo en pedo. (quien necesita porro si las drogas están en el éter).

Los expertos británicos se muestran totalmente convencidos de que los ovnis no proceden de otras civilizaciones o potencias hostiles, y más bien quieren iniciar una campaña contra la creencia popular de que algún día seres de otro planeta vendrán a reclamar lo que en otros tiempos era suyo, como creían en algún momento los alemanes nazis y claro, Lovecraft.

Según el estudio, ese tipo de plasmas pueden engañar y crear en el espectador impresiones muy vivas.
Está demostrado médicamente, dicen, que los ""campos electromagnéticos locales suscitan reacciones en los lóbulos temporales del cerebro"".
Está demostrado médicamente, dicen, que los campos electromagnéticos locales suscitan reacciones en los lóbulos temporales del cerebro.
Quienes aseguran haber sido testigos de la aparición de algún ovni no están locos, sino que sufren de una retención de memoria ampliada y repiten experiencias inducidas por esos plasmas.

No sé por qué pero si estos ingleses creen en este estudio, creo que lo mejor sería ir e investigar el fenómeno por uno mismo, se podría abrir un negocio parecido al de Disneyworld si alguien llega a comercializar estos famosos gases incandescentes.

No hay comentarios: