miércoles, 15 de agosto de 2007

Más sangre y más terror en 28 semanas después


Dos días estuvo en cartelera en La Paz “28 semanas después”, la secuela de una de las películas más espeluznantes del cine contemporáneo y obra maestra del director inglés Danny Boyle.

El hecho me dio un buen dato de la peli. Si a los paceños no les gustó el tremendo peliculón que es, entonces quería decir que realmente había que hacer algo para conseguir el DVD y rentarlo.

La película arranca seis meses después de que el virus haya asolado Gran Bretaña. El ejército de los Estados Unidos declara que la guerra contra la infección ha sido ganada y que la reconstrucción del país puede dar comienzo. Con el regreso de una primera oleada de refugiados se produce la reunión de una familia que se vio separada por los terribles acontecimientos que se produjeron, aunque uno de sus miembros porta, sin ser él consciente, un terrible secreto. El virus todavía no ha desaparecido y esta vez, es aún mucho más peligroso.

La secuela dirigida por el español Juan Carlos Fresnadillo es impresionante y muy bien lograda, Boyle no podría haber hecho una mejor elección de su suplente en la segunda parte de su película de horror. Los infectados son mucho más salvajes que en “28 días después” y el toque realista de la peli hacen que el espectador sienta en carne propia los horrores del virus que asoló Inglaterra.

No hay buenos ni malos, todos tienen sus motivacaciones y todas ellas son creíbles. Los "recién llegados" tratan de sobrevivir como pueden, los marines tratan de evitar la propagación usando la fuerza, la médico busca una vacuna, los "infectados" hacen lo único que saben hacer: matar...

Mucho más sangrienta, mucho más violenta, “28 semanas después” es para mi de lo mejor que salió el 2007 en películas de terror, y viene a engrosar la lista escasa de secuelas que superaron a la primera parte.

No hay comentarios: