lunes, 17 de septiembre de 2007

A 20 años de la muerte de Jaco

Hace 20 años, el 21 septiembre de 1987, Jhon Francis Anthony Pastorius, más conocido por sus amigos como “Jaco”, entró en un bar totalmente alcoholizado y drogado; hizo un escándalo total, como todo el mundo que está en ese estado lo hace, pero no contó con que el impulsivo seguridad del boliche iba a agarrarlo y darle un golpiza hasta matarlo; el gorila del bar no sabía que estaba privando al mundo de uno de los más grandes músicos del siglo XX, el único e irremplazable Jaco Pastorius.

Su muerte no es casual, su misión en la vida ya estaba cumplida, y una vez que logró alcanzar la cima del universo con sus loquísimos solos de bajo, no le quedaba más que entrar a patadas por las puertas del cielo aunque su nombre no haya estado en las listas de San Pedro.

Ese es un síntoma típico de los jazzeros, éstos cuates logran un estado mental en el cual ya no les queda más en este planeta que pueda satisfacer a sus complicadas cabezas, y por ello deciden comprar el ticket para ver qué hay más allá de esta realidad absurda.

Jaco ya presentaba ciertos síntomas de inestabilidad a principios de los años ochenta y cuando apenas cumplía 30 años fue diagnosticado de sufrir maníaco depresión y por ello comenzó a consumir antidepresivos que, mezclados con la ingente cantidad de alcohol que consumía y el resto de las drogas que le metía, crearon un cóctel venenoso en su persona, o más bien ayudaron a que su entrada violenta por las puertas del cielo sea más rápida de lo que él mismo esperaba.

Pastorius vivía en la calle, rodeado de pordioseros y mendigos, tocaba para ellos alrededor de una fogata encendida en un turril de basura, creaba música salida desde el más profundo hueco de la vida, a pesar que su estrellato ya estaba consolidado una vez que comenzó a tocar con bandas del calibre de Weather Report y Pat Methenny.

Pese a ser autodidacta, Pastorius tomó un instrumento hasta entonces relativamente nuevo, el bajo eléctrico, cuyo papel hasta ese momento por lo general era de acompañamiento y permanecía en un segundo plano dentro de las bandas de música popular, y lo llevó a los primeros planos, mostrando que también podía ser un instrumento enormemente expresivo y rico tonalmente, capaz de interpretar la melodía principal o de improvisaciones espectaculares que en aquella época era tarea exclusiva de los guitarristas, trompetistas, saxofonistas y tecladistas.

A principios de los 70´s, Pastorius quitó los trastes a su bajo Fender Jazz Bass, modelo de 1954, transformándolo en un fretless, hasta el momento poco conocido y utilizado, hecho que le dio un sonido más dulce que el bajo eléctrico tradicional, y que junto con la particular posición de la mano derecha utilizada por Jaco conformaban ese sonido único que es su marca personal.

En 1974 comenzó a hacerse más reconocido cuando graba un notable disco acompañando por el entonces quinceañero Pat Methenny, y permanece algún tiempo como bajista del grupo Blood, Sweat and Tears.

Dos años después, grababa su primer disco solista, titulado Jaco Pastorius, aclamado por la crítica y por sus colegas, y que lo llevó a los primeros planos de la escena jazzística internacional. Muchos consideran a este disco como de escucha imprescindible para los bajistas de todos los tiempos, no sólo por la riqueza técnica y el virtuosismo presente en todos sus temas, sino también por la calidad y sensibilidad de sus composiciones

Jaco tocó con Weather Report desde 1976 hasta 1981, probablemente la mejor época de la legendaria banda. Luego de dejar Weather, Jaco formó su propia banda, Word of Mouth, con la cual también grabó varios discos y realizó numerosas giras hasta 1984.

Luego de ese año, a sus 33 años, Jaco entra en una espiral de dilemas emocionales relacionados con su alcoholismo y su tratamiento contra la depresión. Comienza a vivir en las calles y deja de lado su estrellato jazzero. Luego de aquel episodio estúpido que lo llevó hasta la muerte, sus amigos y familiares buscaron en todo lado el famoso bajo Fender construido por él mismo, pero nunca fue encontrado; se dice que los mendigos y los pordioseros con los que andaba crearon en algún lugar una especie de santuario dedicado al desafortunado bajero, incluyendo el Fretless hechizo que algún día cambió el destino en la música universal y de algunas personas que en algún momento escucharon su sonido.

Para los que no conocen la música de Jaco Pastorius, acá les dejo para que se bajen el disco que grabó en 1974 junto a Pat Methenny.

Descargar


2 comentarios:

incluyendo pero NO limitando.. dijo...

Me quedaba muy triste y recordaba a Sid barret de pink floyd.. El consumo de sustancias esta matando lo mejor de la humanidad...En mi pag puse una entradsa informativa sobre el consumo de sustancias, sobre la naturaleza de la recuperación.. sean bienllegados!!! http://incluyendoperonolimitando.blogspot.com/

DENNIS07 dijo...

Great investment opportunity in Costa Rica: costa rica properties, beach condominiums, beach condos. Visit us for more info at: http://www.jaco-bay.com/