jueves, 25 de octubre de 2007

Vaticano publica la verdadera historia de los Templarios

En un elegante estuche de piel y al precio de 5.900 euros (8.300 dólares), los Archivos Secretos Vaticanos han puesto a disposición de los pocos privilegiados que lo podrán adquirir la verdadera historia del proceso que supuso el fin de la Orden de los Templarios.

Los Archivos Vaticanos presentaron hoy el exclusivo volumen que recoge todos los documentos que guardaban celosamente sobre de uno de los grandes juicios de la historia: el "Processus contra Templarios".

Jeques árabes, diseñadores de moda y las principales bibliotecas del mundo ya han reservado una de las 799 copias del "Processus" que saldrán a la venta.

El ejemplar número 800 será regalado al Papa Benedicto XVI, como se informó hoy durante la presentación.

Pero el prefecto del Archivo Secreto Vaticano, Sergio Pagano, dejó claro que esta publicación "no revela nada", ya que todos estos documentos eran ya conocidos, "no es una exclusiva", y tampoco se pretende "rehabilitar" a los templarios.

La principal novedad de este volumen es su "tipología, su carácter artístico y la originalidad", además de que por primera vez se publican agrupados todos los documentos que los Archivos Vaticanos tienen sobre los templarios, añadió Pagano.

La publicación se enmarca en la iniciativa de una casa editorial que realiza ejemplares con tirada limitada de obras exclusivas conservadas en los Archivos Vaticanos.

Y prevé la publicación de exactas reproducciones, con todo lujo de detalles, desde el uso del pergamino a los sellos dorados, de documentos de gran importancia histórica.

En este caso, el "Processus contra Templarios" contiene el "Folio de Chinon", un pergamino de 70 centímetros de largo y 58 de ancho, olvidado durante años en los Archivos Vaticanos, y descubierto por primera vez en 2001.

En este folio se comprueba que el papa Clemente V dio la absolución al Gran Maestre del Temple, Jacques de Molay, y a sus hermanos de la Orden.

El Pontífice les permitió además "recibir los sacramentos cristianos y ser acompañados de un capellán" hasta los últimos momentos de su vida, cuando fueron quemados en la hoguera.

Además incluye las fieles reproducciones de los pergaminos con los interrogatorios realizados por la comisión papal a los templarios en el castillo de Chinon (Francia) donde fueron encarcelados y las notas escritas por Clemente V y sus colaboradores.

También contiene los tres sellos pertenecientes a los cardenales Pietro Colona, Pierre de la Chapel y Bernfer Fredol, que fueron los encargados por el Pontífice de realizar los interrogatorios.

Pero además del valor material de la obra, la publicación permite a la Iglesia "aclarar" el comportamiento de Clemente V durante el juicio contra la Orden del Temple.

La crítica histórica que acompañará el ejemplar abraza la afirmación de que Clemente V "absolvió a los templarios" pero que "comprendió que para evitar un cisma en la Iglesia era necesario sacrificar la supervivencia de la Orden".

"Tras la investigación realizada en Poitiers, el Papa absolvió a los templarios de las acusaciones de herejía", escriben los historiadores de los Archivos Vaticanos.

Aun así, "la supervivencia del Orden se hizo imposible" pues "Clemente V, "después de meses de duras batallas políticas, comprendió que para salvar a la Iglesia de un posible cisma era necesario sacrificar a los templarios".

Para la historiadora Barbara Frale, descubridora del "Folio de Chinon", la publicación del "Procesus contra Templarios" no es "un punto final" en la historia de la Orden "sino que abre un sin fin de nuevas investigaciones".

Eso sí, "cierra muchas de las puertas, encontradas en muchos libros históricos y novelas, sobre el carácter esotérico y herético de los templarios".

La detención de los templarios fue ordenada por Felipe el Hermoso, rey de Francia, el viernes 13 de octubre de 1307. Tras un largo proceso judicial e inquisitorial, la Orden fue disuelta en el Concilio de Vienne (Francia) en 1312 y Jacques de Molay fue quemado en la hoguera dos años después.

No hay comentarios: