jueves, 12 de junio de 2008

Los Ovnis de Hitler


En mis largos paseos por el ciberespacio me encontré un maravilloso sitio web dedicado a las más innecesarias noticias que pueden haber sobre la faz de la tierra, me refiero, claro a los Ovnis y fantasmas.

El sitio, denominado Escalofrío, es tal vez una de las más completas videotecas sobre avistamientos de Ovnis y de imágenes del más allá (las reales, no las causadas por estar al pedo), además que incluye relatos de terror y todo lo relacionado con la cultura esotérica de finales del siglo XX.

De escalofrío saco este extracto de un completo reportaje sobre la teoría de que la Alemania nazi logró encontrar nuevas maneras de crear aeronaves basadas en su compendio científico que venía, según ellos, desde los antiguos habitantes de Thule y Vril, supuestos continentes desaparecidos por diversas causas, al estilo de la Atlántida de Platón.

El reportaje es altamente recomendable. Ahí les va.

Los Ovnis de Hitler

¿Alguien ha pensado por qué los avistamientos OVNI empezaron a producirse a partir de 1947 y no antes? Fue exactamente el 24 de Junio de 1947 a las 2 de la tarde cuando el experimentado piloto norteamericano Kenneth Arnold, miembro de la organización de seguimiento y rescate "Airafox", mientras volaba con su avioneta desde Chelalis a Yakima, en el estado de Whashinton, con la intención de encontrar un avión militar accidentado, avistó cerca del Monte Rainer una formación de extrañas aeronaves circulares que le parecieron "como platos deslizándose sobre el agua". Fue así como se acuñó el término "platillo volante". Kenneth calculó su velocidad en 2.400 km/h, una velocidad desconocida en 1947. Y precisamente fue en 1947 cuando los aliados lanzaron su fallida Operación Highjump contra las bases del Tercer Reich en la Antártida. También es en 1947 cuando se funda la CIA. La Segunda Guerra Mundial terminó en 1945, y dos años después empezaron a sucederse sin interrupción hasta la actualidad avistamientos de Objetos Voladores No Identificados, llamados UFOs en inglés y alemán (Unknown Flight Object y Unbekanntes Flugobjekt, respectivamente), que hacen maniobras imposibles para los aviones convencionales, como cambiar su dirección de vuelo en ángulo recto o pasar del reposo a una velocidad exorbitada en un instante.

La prodigiosa tecnología del Tercer Reich
El Tercer Reich fue para Alemania una época de progreso en todos los campos: Alemania poseía los autos más rápidos, los aviones más veloces y de mayor autonomía de vuelo, la primera televisión (durante los Juegos Olímpicos de 1936), las mejores películas de entretenimiento, la industria farmacéutica más pionera, etc. Pronto volaron los primeros aviones a reacción (Me-262) y los primeros misiles de largo alcance (V2). Todo esto es conocido.

Mucho menos conocida es otra tecnología que, por razones obvias, los alemanes del Reich mantuvieron en secreto y sobre la que los aliados, una vez tuvieron noticia de ella, mantuvieron el más absoluto silencio. Basándose en la filosofía ocultista del Tercer Reich (sociedades Thule y Vril), científicos hitlerianos habrían conseguido avances cientícos (especialmente aeronáuticos y astronáuticos) de una magnitud inimaginable.

Leer el reportaje completo.


1 comentario:

Juan Pablo dijo...

Tanto los alemanes como los norteamericanos desarrollaron "platillos volantes" en sus fabricas, pero estas no eran naves extraterrestres ni mucho menos...