lunes, 7 de julio de 2008

Black Rebel Motorcycle Club en La Trastienda

No ví a Steve Hackett en Santiago el 2001; no ví a Roger Waters en marzo del año pasado; tampoco a Marillion ni a Peter Gabriel cuando llegaron por esos rumbos; Emerson Lake and Palmer mamó el 96 cuando no vinieron a tocar a La Paz y a Sepultura se les ocurrió meterle su concierto cuando había un montón de bloqueos en la carretera.
Bueno la lista es interminable, no vi a los Nebula, no ví a King Crimson, y no ví a The Police.
Pero de todas estas jodas cercanas que se dieron en los últimos años, la que más me dolió no ir fue a la tocada de los Black Rebel Motorcycle Club en Argentina, una huevadaa!.
De todas maneras, y para tocar más a quienes no lograron ver esta banda que es una de las mejores del siglo XXI, acá un review de la tocada en la Trastienda, escrito por un cuate que se largó a Buenos Aires desde Santiago de Chile para ver a los rebeldes. Ahí les dejo.


Black Rebel Motorcycle Club en La Trastienda

Por Felipe Arriagada

Pasó mucho tiempo, mucha espera, mucha organización, muchas solicitudes de permisos, cotizaciones, préstamos, etc, para poder estar el viernes 4 de abril en La Trastienda y presenciar el recital, que al menos yo, más esperaba del último tiempo. El itinerario es largo y a mucha gente quizás ni le interese, pero me pareció increíble encontrarme con muchos chilenos pegados a la reja frente al escenario… no fui el único.
La expectación desde hace un tiempo era importante, incluso los mismos integrantes habían anunciado que “al fin” podían confirmar una fecha en Argentina. Y así fue, cercano a las 21:30 ya se sentía un aire a que ese día ocurriría algo único. La información previa anticipaba que este recital era imperdible: 1) Primera presentación en Sudamérica y en una situación intima en Argentina, todos sabemos que muchos artistas tienen como una debilidad por Argentina y merecido lo tienen, 2) eran los únicos artistas de la noche, 3) a pesar del precio alto de entradas, la gente se las ingenió para cerca de las 22:00 tener una Trastienda con buena cantidad de público, algo increíble sin nada de publicidad y promoción.
Personalmente debo aclarar que soy un seguidor de años de BRMC, pero por sobre todo soy un amante del Rock&Roll y lo que escribiré es un fiel reflejo de ese sentimiento.
22:10 más menos, se apagaron las luces y ya no había nada más que disfrutar del show. Peter Hayes, guitarra y harmónica, Robert Levon Been, bajo (en ocasiones se intercambia la guitarra con Peter) y Nick Jago entraron al escenario a demostrar de lo que eran capaces con un setlist no dejo a nadie insatisfecho. Desde el inicio tema a tema fue un inyección de energía que si a la tercera canción ya no estabas saltando o disfrutando del recital era porque la cago que te hacia falta rock… El tema de apertura fue “Love Burns”, el mismo con que abren su disco debut, luego le siguio su hit “Berlin”, “Shuffle Your Feet”, “Stop”, “Ain’t No Easy Way” y “Weapon Of Choice”. 6 temas tirados con pura actitud y rabia, como diciendo de aquí no nos sacan en toda la noche. A esa altura Nick ya se había acercado a un par de fans a regalarles sus baquetas, estuve justo tras ellas al momento que les pregunto su nombre, una se llamaba Sara si no me equivoco. En fin, había mucha buena onda, y era cosa de tiempo para ver cada vez cosas mejores.
Después de esa avalancha de hits, entregaron algunos guiños a sus trabajos antiguos, pasaron “In Like The Rose” del ‘Take Them On, On Your Own’ (2003), “Red Eyes And Tears” y “Awake” del ‘B.R.M.C.’ (2001) para terminar esta etapa del recital con “American X”, tema elegido de su último disco como titulo para su último EP de rarezas. Gran ejecución, las combinaciones de voces sobresale notablemente… Nick Jago por momentos es opacado, pero en vivo se encarga de dejar clara su importancia dentro de la banda. Un maestro. Con “American X” se llego a un momento de hipnotismo con las luces a full y con ellos bien pegados al público, excelente entrega de Robert.
Luego fue el turno de un set acústico con Peter en temas de la era ‘Howl’ (2005). Solo en el escenario ejecutó con maestría “Fault Line” e hizo emocionar junto a su harmónica a todos, robándose espontáneamente aplausos por todos lados, uno de los tantos momentos a guardar en mi memoria. A continuación le siguió “Restless Sinner”, en la cual a mitad del tema se sumó en el escenario Nick Jago a tocar mesuradamente la pandereta, y al costado del escondido timidamente Robert, controlando unas perillas, con un micrófono cerca hizo las segundas voces, hermoso tema. Esto dio pie para que Robert tomará el lugar de Peter, dijera unas palabras de agradecimiento a los asistentes, en especial a sus fans que los recibieron en aeropuerto y posteriormente dedicándoles a ellos (nosotros) la increíble “Mercy” perteneciente a su EP ‘Howl Sessions’ (2006). Siempre soñé escuchar ese tema en vivo, y lo logre, es importante señalar eso, por que para muchos fanáticos de la música estos “logros” son como pequeños regalos que uno se da en la vida y que nos llenan, mas que un objeto. A estas alturas yo ya estaba pagado.
Después de estos hermosos minutos de nostalgia y melancolía fue el turno nuevamente de los hits arrolladores. “666 Conducer”, “Spread Your Love”, “Need Some Air”, “Six Barrel Shotgun” y “Whatever Happened To My Rock ‘n’ Roll (Punk Song)”, este último con el que se desató la locura total, el caos se apoderó de todo y de todos!!!… No existía otra posibilidad, los tipos se estaban entregando de tal forma que la gente ya no estaba en un simple recital, la gente no estaba en una simple tocata, había que hacer algo, no había que quedarse escuchando apoyado en un poste, había que llegar adelante… no había que simplemente estar bien ubicado comodo y escuchando bien, había que estar saltando y gritando a todo dar, había que saltarse la reja y abrazarlos, besarlos, gritarles, agradecerles, etc. Al menos creo, que se llevaron eso y más de regalo.
Vino el “encore” y que pena, pero ya se venia el desgraciado final. Volvieron al escenario y Nick sin polera con chaqueta de cuero y un guante con un dibujo en la mano hizo rendirse a publico diciendo “Surrender, Surrender… This is a Pistol”… Repito un maestro. El tema para abrir el bis fue “Took Out A Loan” mismo con el que comienza su último disco ‘Baby 81’. Ojo en Chile no se ha editado ningún disco de esta impresionante banda.
Le siguió otra de las mas esperadas por mi “All You Do Is Talk“, paso “Rifles“, “Steal A Ride” con roadie invitado en guitarra, la tranquilidad de “Salvation” para dar paso a la excelente y majestuosa interpretación de “Heart & Soul“, tema con el cual concluyeron explosivamente su extraordinaria presentación. 2 horas y media de recital, 24 canciones, energía al máximo, excelente sonido y por sobre todo.. Mucha entrega. Esos ingredientes hicieron, para mi, a este recital uno los mejores que he visto en el último tiempo. Prometieron volver, pero ya no será lo mismo, nunca vuelve a ser lo mismo, había que estar ahí y entregarlo todo. Ellos lo hicieron ¿y tu?

Setlist

Love Burns
Berlin
Shuffle Your Feet
Stop
Ain’t No Easy Way
Weapon Of Choice
In Like The Rose
Red Eyes And Tears
AwakeAmerican X
Fault Line
Restless Sinner
Mercy
666 Conducer
Spread Your Love
Need Some Air
Six Barrel
Shotgun
Whatever Happened To My Rock ‘n’ Roll (Punk Song)
Took Out A Loan
All You Do Is Talk
Rifles
Steal A Ride
Salvation
Heart & Soul


(NOTA DEL EDITOR: Heart and Soul para terminar la tocada, creo que yo hubiera llorado, bej!)


Nota publicada en el blog POTQ.cl

No hay comentarios: