martes, 1 de julio de 2008

Matango: El ataque de los hombres champiñón

Con ese título esta película solamente podría pertenecer a las críticas de esta blog ya que al margen del culto que le rinde la gente virada es maaaala como ella sola.
De todas maneras conocer esta película es un privilegio para ciertas personas, algunas de ellas con el cerebro ya cocinado y otras sólo con el objetivo de añadirle algún sazón a su colección de videos. De todas maneras, si es que no consideras esta película para verla con tus amigos tomando unas cervezas y fumando unos………cigarros, podrías considerarte como una persona que toma el control de la TV solamente para hacer zaping o ver su novela mexicana en algún canal nacional.
Para que te animes a verla acá va el resumen:
Un grupo de vacacionistas, cuyo yate surca aguas ecuatoriales, sufre un inconveniente. El navío averiado logra arribar a una misteriosa isla en la que los náufragos deben enfrentarse a varias contrariedades. En principio, la más notoria es la extendida capa de musgo, hongos, líquenes y afines que cubre gran parte de la superficie. Un velero encallado en la playa aporta cobijo a los náufragos, pero también pistas sobre el misterio de la isla que, haciendo honor a la tradición de la ciencia ficción japonesa, tendrá que ver con una mutación como consecuencia colateral de las radiaciones atómicas. Inspirada por la obra de William Hope Hodgson, "The Voice in the Night", tiene varios elementos que la convierten en un clásico de culto del cine clase B. En primer lugar, la canción entonada por una de las protagonistas, a comienzos del filme, es tan nefasta como graciosa, aunque los efectos de la ingesta del hongo en los personajes no pueden ser más delirantes y psicodélicos. A medida que avanza la trama, con la aparición de los hongos gigantes y la amenaza de la metamorfosis para los personajes, hay cierto grado de crítica social con la que todo espectador aficionado al jap-horror estará de acuerdo. Por último, la conclusión, con la revelación del protagonista sobreviviente (que narra la película como flashback desde una habitación con ventana a la noche de Tokyo) termina por cerrar el círculo entre hongos y fuerzas atómicas.
Excelentee!!.

No hay comentarios: