viernes, 8 de agosto de 2008

Hasta que llegó una peli que asesinó a Jet Li

Hasta hace poco tiempo no hubo una película que presente a Jet Li como su actor principal que haya sido mala.
Tener el nombre de este sujeto oriental en el reparto de cualquier peli es garantía. Y de seguro que uno va a tener un goce peculiar al ver a este geniecillo en cada una de las peleas que se den en esa hora y media de cine.
Pero bueno, llegó la Momia III y rompió el mito.
Al margen de todo lo que se pueda decir de esta tercera entrega de la Momia, cosas buenas y cosas malas, para mí hay una cosa que es la más importante: No se puede dar a Jet Li el papel del malo de la película, es imposible!, si este man es todo un tipazo.
No es que la película sea mala de cajón, pero hay cositas que realmente hacen extrañar a Indiana Jones, cuya cuarta entrega estrenada hace unos meses atrás se la da por todos los orificios a esta tercera peli de la Momia, y no sólo por el papel erróneo que se le otorgó a Li, sin no por una serie de huevadillas que hacen que uno ni siquiera la califique como mala, si no como “errónea”.
Por ejemplo, y si es que ya vieron la película, mi primera pregunta es ¿cómo entran en ese mausoleo subterráneo todos los guerreros de terracota si quedaron petrificados al aire libre? y además ¿ Porqué el emperador es encontrado con una postura distinta de la que quedó petrificado en la introducción de la película?; o peor aún; ¿Cómo es que la bruja Yuan que está moribunda luego del tremendo rayo de fuego que el lanza el emperador pueda sobrevivir y todavía darle pelea en medio de una típica batalla entre seres de otro mundo?, o esta última ¿será que en una pelea entre Jet Li y Brendan Fraser salga ganando Fraser, como sucede en esta película? Neeeee, no mamen! .
Aunque ya estén sonando medio nerds mis comentarios, pues sí, esas son cositas que a uno de bajan la adrenalina en medio de una sala de cine.
Jet Li podría haber sido intercambiado por otro actor del montón y la cosa no se hubiera notado; bueno sí, pudiera haber mejorado si se hubiese encontrado otro carismático heredero de Vosloo. Jet Li es para romperles la madre a los malos, no que le saquen la mierda a él los malos, pero no los malos malos, si no los malos en hacer guiones.
En resumidas cuentas, si no eres un tipo exigente en los rollos cinematográficos, es posible que La Momia: La Tumba del Emperador Dragón, te pueda llegar a divertir, pero te aseguro que dentro de poco ni te acordarás que viste esa peli. Ahora, si te gustaron la primera y la segunda y esperas otra cosa de esta tercera, te recomiendo la veas con una caja de kleenex a tu lado.

No hay comentarios: