lunes, 24 de noviembre de 2008

Declaran desierto el concurso de cuento Franz Tamayo y Yerba Mala convoca a concurso alterno

Un hecho insólito relacionado a la producción de la literatura en Bolivia sucedió hace algunos días. Resulta que el premio nacional de cuento Franz Tamayo quedó sin un ganador definitivo y los genios del jurado decidieron elegir sólo a 10 de los 150 cuentos que estaban en concurso para darles la categoría de “Mención Especial”.
Con esta actitud el jurado lanza un mensaje en el que definitivamente o la literatura nacional está tan al pedo que no existe un solo cuento que pueda ganar el premio nacional o realmente la burocracia cuadrada tomó los espacios que deberían estar destinados para otra gente (de entre los cojudos, los 10 menos cojudos).
En el suplemento literario Fondo Negro del periódico La Prensa, uno de los miembros del jurado, William Camacho, da la siguiente explicación:
Ocurre que de los 30 cuentos que tuve que leer en la fase de preselección, ninguno reunía los requisitos mínimos como para optar al premio, pero, ya que tenía que elegir al menos tres para que fuesen leídos por el resto del jurado, opté por “los menos malos”, cosa que también les había sucedido al resto de mis colegas, de forma que cuando nos reunimos para deliberar y elegir un ganador, no tardamos mucho en definir que lo más sano para la literatura, para el Premio Franz Tamayo y para los mismos participantes era declarar desierto el concurso, aunque recomendamos publicar algunas “menciones especiales pero eso sí, previo un riguroso trabajo de edición. Al respecto, es necesario aclarar que una de las menciones especiales fue descalificada porque su autor, el escritor beniano Homero Carvalho, había enviado más de un texto al concurso, hecho que, según las bases, no estaba permitido”. (Fondo Negro, 16 de noviembre de 2008).
La nota fue graficada con una no muy alagadora ilustración de un mono sentado frente a una máquina de escribir.
Si es que hubo menciones especiales quiere decir que existía calidad en los cuentos presentados, pero lo extraño es que el jurado decidió declarar desierto el concurso porque todos eran malos.
Otra polémica parecida sucedió algunos meses atrás con el tema del Premio Nacional de Arte. Pinches burócratas.
En fin, la buena noticia es que la editorial Yerba Mala Cartonera, un movimiento guerrillero de la literatura nacional, decidió cagarse en el premio este (los siento Franz), e inició un concurso para que la gente decida sobre la calidad de los cuentos. Para más información pueden entrar al blog de los cartoneros que está en http://www.estanteboliviano.blogspot.com/.
Los siguientes cuentos están en la lista del concurso y la votación la pueden realizar ya sea en el formulario que está a la izquierda o en el blog cartonero.

· "Padre" por El otro, el cómplice, el traidor
· "El microbús" por Lisa Simpson
· "La persecusión de Andrade" por Psicosis Masiva
· "La vida en una casa de cristal" por Don Palabra
· "Gatorade" por Fantasma Rock
· "Un perro con suerte" por Imago
· "Cuerpos suspendidos" por El faenero
· "La Soledad está acompañada" por Pitufo Tartufo
· "No me jodan" por Metrodoro
· "Claustrofobia" por Erasmo
· "Jugar a escribir" por Antílope
· "Historias de una ciudad" por Zapatos de Payaso
· "El recolector de aves" por Ovidio
· "Baila conmigo, sólo conmigo..." por Chotoj
· "La cucaracha" por Mateo Bazán
· "Las pieles eternas son ajadas" por Heather
· "Caño, gambeta, rabona, taquito y algo más" por Waynucho
· "El pulido espejo" por Lucio Cayetano

El autor del cuento ganador recibirá una caja de cerveza cortesía del centro de estudiantes de la facultad de Literatura.

(El gráfico pertenece al blog Estante Boliviano).

1 comentario:

Fantômas dijo...

Acá está el post que se merecía Desatormentándonos (debut de Pescado Rabioso, claro está). Si tenés ganas podés pegarte una vuelta a leer y/o comentar algo.

Un abrazo!